NES Mini o Nintendo Classic Mini

El pasado 11 de noviembre Nintendo sacó a la venta el que será, sin duda, uno de los productos estrella de estas Navidades. Hablamos por supuesto de la NES Mini, la Nintendo Entertainment System Mini. Coincidiendo con el 30 aniversario de su llegada a Europa, la compañía japonesa lanza al mercado una consola emulador que es una réplica muy conseguida de la consola original.

En los primeros días a la venta se ha convertido en un fenómeno de masas y adquirir una durante estos días es casi una odisea. Os comentamos a continuación las características de la NES Mini y por qué está captando la atención de todos los gamers.

 Si pasas de leer este artículo y quieres comprarla directamente haz   click aquí 

Qué es NES Mini

Nintendo Entertainment Classic Mini (NES Mini) es una réplica en miniatura de la conocida Nintendo Enterntainment System, la consola de Nintendo de ocho bits que triunfó durante los 80 y principios de los 90 en todo el mundo.

En realidad NES Mini es un ordenador en miniatura con sistema operativo Linux con 30 emuladores de juegos incluidos, es un sistema cerrado que no admite retoques externos. En cualquier caso, se trata de un regalo más que interesante, porque su precio es muy ajustado, unos 60 euros con un mando incluido. Cada juego sale a unos dos euros.

 Nueva video consola Nintendo Entertainment System Mini

Cómo es NES Mini

Como decimos, se trata de una consola que es una réplica fiel de la consola original en cuanto a su diseño. No incluye zona para los cartuchos, pues los juegos ya vienen incluidos, y los puertos se han actualizado (incorpora salida HDMI).

El resto de la consola es igual, pero en una versión reducida, porque su tamaño es muy pequeño, cabe en una sola mano.

La consola incorpora un puerto microUSB que se puede conectar directamente a un puerto USB del ordenador, de ese modo ya no es necesario un cable de alimentación, y genera la posibilidad de recurrir a una batería externa para conectar a la consola.

Un aspecto negativo es que Nintendo no incluye en la NES Mini un adaptador de corriente, y es motivo para darle un tirón de orejas a Nintendo, que no será el único con esta nueva consola. La consola se alimenta con un conector micro USB a USB y no es necesario que comprar ese adaptador para que la consola funcione.

Nintendo recomienda conectar la consola a través de una toma de corriente convencional, pero eso no es mucho problema, porque todos en casa tenemos algunas unidades, como la del smartphone. La consola también funciona al conectarlo con un puerto USB de un monitor o un televisor.

super-nes-mini

El cable del mando, el elemento de la discordia

Hemos comentado que la Nintendo Classic Mini cuesta 60 euros, por ese precio, que es altamente competitivo, contamos con un sistema cerrado de treinta juegos clásicos de Nintendo que nos harán pasar horas de diversión y nostalgia.

Por esos 60 euros se incluye además un mando de serie. Un mano que es muy fiel al original tanto en apariencia como en tacto, sus movimientos con él en los juegos son precisos y ágiles.

La botonera y la cruceta que son dos de los elementos del mando son robustos y de alta calidad, por lo que son suficientemente resistentes para aguantar muchas horas de juego, sobre todo en juegos de naves y disparos, que son aquellos donde las teclas se pulsan con más fuerza.

El aspecto más problemático del mano y en general de todo el producto es la longitud del cable. Con apenas un metro de longitud, obliga a sentarse justo delante del monitor o de la pantalla. El cable mide aproximadamente un tercio de la longitud del cable original.

La solución pasa por colocarse enfrente de la pantalla o hacerse con un cable HDMI de mucha longitud.

La compañía japonesa no ofrece cables de extensión ni tampoco mandos inalámbricos, quizás para conservar el aspecto nostálgico de la consola. Sin embargo, estamos convencidos que estos elementos hubieran sido bien recibidos por el público. Lo único que le queda a los usuarios de NES Mini es recurrir a mandos de terceros fabricantes.

Otra opción para usar un segundo mano es comprar una unidad más, a la venta por 10 euros (un precio bastante asequible) o jugar con los mandos clásicos de la Wii, aunque en ese caso se pierde parte del espíritu de jugar a la NES Mini.

 Si pasas de leer este artículo y quieres comprarla directamente haz   click aquí 

nes classic mini con los mejores juegos y accesorios que puedes comprar

Modos de jugabilidad sencillo

La mayoría de juegos de NES Mini son conocidos por todos y su jugabilidad es bastante sencilla. Con NES Mini, Nintendo ha querido respetar de manera fiel los menús originales, aunque le ha añadido algunas opciones para adaptarla a los nuevos tiempos.

En la Nintendo Classic Mini, en su configuración, podemos cambiar el idioma de los juegos o podemos devolver la consola a su estado de fábrica. Este aspecto es importante en el caso de que el usuario desee borrar las partidas y vender la consola.

Tal y como está siendo recibida la consola en todo el mundo, no es descartable esta opción, pues las ventas están prácticamente agotadas en todo el mundo y algunos de los afortunados que tienen una entre sus manos se plantean ponerla a la venta en sitios como Amazon o WallaPop para ganarse unos eurillos con la NES Mini, aunque sea a cambio de sacrificar la diversión que ofrece la consola.

Con NES Mini, jugar es instantáneo, eso es algo que convierte a esta consola en un producto altamente recomendable. La consola permite jugar nada más pulsar el botón de encendido (que es exactamente igual que el original, con sus dos posiciones de encendido y apagado), y a partir de ahí ya aparece el menú, elegimos juego y pulsamos Start.

Pasar de un juego a otro también es bastante rápido. Junto al botón Start localizamos el botón Reset, exactamente igual que en la consola original. Para pasar de un juego a otro hay que pulsar Reset, que nos lleva de nuevo al menú con todos los juegos.

Es en este punto donde destacamos otro error que podemos considerar de bulto, el botón Reset está en la consola, por lo que hay que levantarse para pulsarlo, no hay manera de replicar el botón Reset desde el mando, obligatoriamente hay que pulsarlo en la consola.

Es destacable que Nintendo haya conservado todo el espíritu de la NES original, y para muestra del recibimiento basta recordar que apenas está disponible en tiendas y que ha sido todo un éxito su llegada al mercado, pero algunos aspectos como el comentado de la longitud del cable del mando, la ausencia del cable de adaptador de corriente o el hecho de que haya que levantarse e ir hasta la consola para cambiar de juego, son aspectos que podrían haberse evitado.

No habría estado de más una opción vía software para cambiar de juego desde el mando o incluso un botón físico para realizar esta función sin necesidad de levantarse. La única opción hasta el momento es conectar a la consola un mando Wii Classic Controller, que tiene botón Home, aunque no es lo mismo, ya lo que más se valora de la consola es la añoranza por volver a jugar como hace años.

nes mini para comprar en amazon y media markt

Cómo guardar partidas

Los 30 juegos, que son los que son, no hay forma de añadir más juegos a la videoconsola, conservan un nivel de jugabilidad, apariencia o visualización bastante similar a los juegos originales. Si has tenido la fortuna de jugar ya con la NES Mini, observarás que no es tan fácil jugar como recuerdas.

La NES Mini es, en definitiva, un emulador de la NES original, pero es sin duda el emulador más fiel y de mayor calidad que se ha creado hasta el momento, y eso ya es mucho decir, pues hay emuladores para PC, otras consolar y smartphones que son bastante competitivos.

Con Nintendo Classic Mini se conservan incluso los efectos extraños y saltos de los juegos originales, que no son errores de programación, sino que pueden considerarse un guiño más a la consola original.
Una novedad interesante de NES Mini es que ha añadido la posibilidad de guardar partida en todos los juegos en cualquier momento, incluso en los que no lo permitían en las versiones originales.

Tras cada juego aparecen cuatro casillas en las que podemos dejar partidas o puntos de guardado a salvo. Debemos pulsar Reset, y sí, levantarnos y acercarnos hasta la consola para pulsarlo, y la partida se detendrá permitiendo la opción de guardar la partida en el momento que deseemos.

Una ventana con alas representa la partida actual y esta ventana la colocamos en uno de los puntos de guardado (cuatro) pulsando el botón A del mando. Esos cuatro puntos podemos sobreescribirlos cuando queramos, cambiarlos de lugar o protegerlos con candado para que nadie tenga acceso a ellos ni se eliminen por accidente.

Hasta ahí llega todo lo que te permite hacer Classic Mini NES en cuanto a guardar partidas, no existe posibilidad de interacción con consolas actuales de Nintendo ni conectividad que permita juego online. Se trata de un sistema cerrado que te permite jugar a esos 30 emuladores de juegos sólo o acompañado, eso sí, si te haces con un segundo mando.

No está nada mal por 60 euros, pero debemos tener claro qué es lo que debemos esperar al adquirir esta consola.

Y una vez comentada la posibilidad de guardar partidas, es importante hablar también de las transiciones entre juegos. No existe en NES Mini multitarea de juegos como tal, a no ser que guardemos la partida y cambiemos el juego (pulsando el botón Reset y levantándonos), podemos perder todo el avance que hayamos realizado. No hay juegos en segundo plano como sí los hay en las consolas actuales, para acceder a un juego nuevo, hay que cerrar el anterior de manera completa.

Esto nos puede llevar a perder varias partidas antes de comprender el flujo de manejo.

 Si pasas de leer este artículo y quieres comprarla directamente haz   click aquí 

comprar mando o crontol de la consola nes mini classic

Cómo moverse por NES Mini

NES Mini presenta una interfaz bastante rápida y ágil. Bajo los menús encontramos la lista de juegos, nos podemos desplazar por ellos de derecha a izquierda o al revés.
Los juegos pueden ser ordenados en diferentes opciones de orden: los jugados frecuentemente, por orden alfabético, por uso, por fecha de lanzamiento, según número de jugadores o un modo libre.

La personalización es total, algo que se agradece. Para cambiar el orden de aparición de los juegos, pulsamos Select y podemos colocarlos en filas al gusto del usuario.

Un elemento que se echa de menos en esta consola es acceder a los manuales de juego. Desde Nintendo se han ahorrado esa información para no colapsar la memoria interna. Por desgracia, no todos recordamos cómo se jugaba a los videojuegos en los 80 y algunos movimientos nos pueden pillar fuera de juego.

Nintendo, para contrarrestar esto, pone a disposición un código QR de los manuales originales para que sean descargados en una tablet o un smartphone y consultarse desde ahí.

Qué juegos incluye NES Mini

Insistimos en la idea de que Nintendo Classic Mini es un sistema cerrado, es un emulador que representa fielmente los modos de juego de la consola original de los 80 y esta jugabilidad la adorna con elementos como la consola y el mando que representan fielmente el espíritu del producto original.

Es bastante probable que al menos conozcas entre 10 y 15 juegos de los que incluye la consola, sobre todo si ya jugabas a videojuegos en la época de la consola original o en las recreativas. En cualquier caso, muchos de estos juegos han seguidos estando presentes a través de emuladores.

La lista completa de juegos es la siguiente:

  • Balloon Fight
  • Bubble Bobble
  • Castlevania
  • Castlevania II: Simon’s Quest
  • Donkey Kong
  • Donkey Kong Jr.
  • Double Dragon II: The Revenge
  • Dr. Mario
  • Excitebike
  • Final Fantasy
  • Galaga
  • Ghosts’n Goblins
  • Gradius
  • Ice Climber
  • Kid Icarus
  • Kirby’s Adventure
  • Mario Bros.
  • Mega Man 2
  • Metroid
  • Ninja Gaiden
  • Pac-man
  • Punch-Out!!
  • StarTropics
  • Super Contra
  • Super Mario Bros.
  • Super Mario Bros. 2
  • Super Mario Bros. 3
  • Tecmo Bowl
  • The Legend of Zelda
  • Zelda II: The Adventure of Link

Entre estos 30 juegos se encuentran clásicos de siempre como los tres Super Mario Bros, los dos primeros Zelda, Donkey Kong, Krivy, Castlevania o Excite Bike, pero se echan de menos otros muchos, pues podrían haber tenido cabida como mínimo dos o tres veces más ese número.

En Japón está a la venta la versión Fanicom Mini que incluye ocho juegos distintos entre los que destacan River City Ransom, NES Open Tournament Golf, Yie Ar Kung-Fu o Final Fantasy III. El único problema es que hay que desplazarse hasta Japón para conseguirla, si tenemos suerte de localizarla.

Entre los 30 juegos de serie que incorpora la NES Mini es de agradecer la variedad temática de los juegos, pero no es ni de lejos una representación de todo lo mejor que podría haber ofrecido Nintendo. No debería extrañarnos que la decisión de poner a la venta una consola con sólo 30 juegos sea una estrategia para en un futuro lanzar una segunda NES Mini con más títulos.

 Si pasas de leer este artículo y quieres comprarla directamente haz   click aquí 

todos los videojuegos de Nes mini

Visualización de la consola

Dentro del apartado configuración, en cada juego podemos seleccionar los modos de vídeo. Hay hasta tres modos de vídeo diferente. El que mejor representa la imagen en los televisores actuales es el 4:3, que es el más cómodo de utilizar.

Un segundo modo de visualización es el conocido como CRT, que emula con un filtro es aspecto de los viejos monitores y televisores de tubo. Por último, el formato de resolución original que no tiene filtro y respeta la proporción original de los píxeles y donde se pueden rememorar las clásicas scanlines que tenían los monitores antiguos.

Aunque el modo CRT y el original nos rememora tiempos pasados, lo más recomendable es escoger la proporción 4:3 para pasar muchas horas jugando sin dañar la vista. El modo CRT y el original está bien para partidas cortas y para mostrarlo a amigos y familiares.

comprar la super nintendo nes mini con mario bross

Aspectos positivos de NES Mini

NES Mini es una consola que está triunfando y que va a convertirse en un éxito de venta durante estas navidades porque es un producto que nos lleva a nuestra infancia, hace que rememoremos tiempos pasados y nos dejemos llevar por la nostalgia.

Se trata en definitiva de un emulador de juegos NES, a los que tenemos accesos desde muchos otros dispositivos y a un precio muy económico, pero la sensación de hacerlo a través de una NES Mini, que es una réplica en pequeño tamaño de la NES, es inigualable.

Los juegos de NES Mini no son títulos originales sino que son emuladores con un alto de nivel de funcionamiento y diseño, y no requieren trastear ni instalar nada. Esto es otro aspecto a tener en cuenta de la NES Mini, basta con comprarla (si podemos, en la actualidad es casi imposible), enchufarla, y a jugar.

Su precio es otro de los factores que explican el éxito de la consola. Son 60 euros por un producto que incluye 30 emuladores de juegos, apenas sale a dos euros por juego, un precio mucho más económico que la mayoría de juegos para smartphones de un cierto nivel.

Por encima de todo está el hecho de la nostalgia, la NES Mini puede convertirse en un objeto de coleccionista. Los que crecieron en los 80 y en los 90 tienen esta consola como un auténtico objeto de culto y ahora Nintendo ofrece la posibilidad de acceder a ella desde un precio económico, actualizada a los nuevos tiempos y manteniendo sus características originales (como el diseño, las formas, el mando o los juegos). Su reducido tamaño también lo convierte en un producto interesante para su compra.

 Si pasas de leer este artículo y quieres comprarla haz   click aquí 

Aspectos negativos de NES Mini

Aunque los hemos ido comentando durante la review, los repasamos en este último apartado. El más destacado de todos es la longitud del cable del mando, de apenas un metro de distancia, prácticamente un tercio del que presenta el cable original. Esto te obliga a tener que situarte justo enfrente de la pantalla para poder jugar o hacerse con un cable HDMI de grandes dimensiones para colocar la consola lejos del monitor.

El segundo aspecto negativo es que no se incluye adaptador de corriente, la consola incluye un puerto HDMI y un puerto micro USB a USB. Este contrapié se soluciona de manera sencilla porque todos tenemos en casa un adaptador de corriente, por ejemplo, el del smartphone o el de la tablet sirve.

El botón Reset de la consola. Tener que levantarse para cambiar de juego o cambiar de partida es algo que podría haber solucionado Nintendo con algunas modificaciones. Si permite modos de juego actuales, que el orden de aparición de los juegos sea personalizable o conexión a través de puertos actualizados, ¿por qué no incluir en el mando un botón Home al modo de los mandos de Wii para acceder a la función Reset sin tener que levantarse?

La NES Mini con esta función accesoria habría tenido el mismo espíritu clásico y habría conservado el mismo respeto por la nostalgia con un botón de este tipo.

Por último, el tema de los 30 juegos, aunque es cierto que es muy económica una consola de estas características, tampoco habría supuesto una gran dificultad para Nintendo incluir más juegos, sobre todo si hablamos de un sistema cerrado que no permite actualizaciones ni modos de juego online.

Ahí entra en juego también la futura estrategia de Nintendo de lanzar nuevas ediciones de la NES Mini con contenidos actualizados. En el mercado existen otras opciones más económicas para disfrutar de estos juegos, aunque con menos encanto que la NES Mini, como es el caso del emulador Raspberry Pi.

 Si pasas de leer este artículo y quieres comprarla directamente haz   click aquí 

Conclusión

La NES Mini es sin duda uno de los productos que más va a triunfar estas navidades, sus aspectos positivos son claramente superiores a sus aspectos negativos, aunque alguno de estos últimos son muy evidentes.

La consola es preciosa y sus juegos representan un chute de adrenalina y una vuelta al pasado que en estos momentos escasea en el sector de los videojuegos y el entretenimiento virtual. A modo de adorno, de objeto de coleccionista o de consola como tal, la NES es una compra altamente recomendada.

 Si quieres comprar la NES Mini haz   click aquí